viernes, 6 de febrero de 2009

Cardenal Bertone en España: El derecho a la vida “no debe negarse a nadie”

El cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de Benedicto XVI, afirmó este jueves durante su visita a España que el derecho a la vida "no se le puede negar a nadie" y que "ninguna minoría ni mayoría política puede cambiar los derechos de quienes son más vulnerables en nuestra sociedad".

El purpurado hizo estas afirmaciones dentro de la conferencia pronunciada hoy en la sede de la Conferencia Episcopal Española, con motivo del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


En el acto estuvieron presentes entre otros el actual ministro de Justicia español, Mariano Fernández Bermejo, así como miembros de las administraciones y del partido de la oposición. Precisamente, el actual Gobierno español lleva adelante una reforma legal del aborto que supondrá su reconocimiento como un "derecho reproductivo".

Según el cardenal Bertone, actualmente hay "un proceso continuo y radical de redefinir los derechos humanos individuales en temas muy sensibles y esenciales, como la familia, los derechos del niño y de la mujer, etc."

Concretamente en cuanto al derecho a la vida, añadió, "nos encontramos frente a un panorama completamente nuevo con respecto a la época en que se aprobó la Declaración Universal".

Sin embargo, insistió en que los derechos humanos "están por encima de la política y también por encima del Estado-nación. Son verdaderamente supranacionales", y que su protección "debe ser una prioridad para cada Estado".

"La vida, que es obra de Dios, no debe negarse a nadie, ni siquiera al más pequeño e indefenso y mucho menos si presenta graves discapacidades -afirmó-. Por lo mismo, no podemos caer en el engaño de pensar que se puede disponer de la vida hasta legitimar su interrupción, enmascarándola quizá con un velo de piedad humana".

Recordando el discurso de Benedicto XVI a las Naciones Unidas, el cardenal Bertone añadió que la libertad "no puede ser invocada para justificar ciertos excesos", que podrían llevar a "una regresión en el concepto de ser humano," especialmente en cuestiones como la vida y la familia.

Sin embargo, añadió, "una cultura de la vida", especialmente en cuanto a la defensa de la vida y de la familia, "podría revitalizar de nuevo el conjunto de la existencia personal y social".

El derecho a educar

Otra cuestión en la que se centró el representante vaticano, y que también está suponiendo desencuentros entre el Gobierno y la Iglesia, es la cuestión de la familia, y concretamente el derecho de los padres a educar a los hijos.

El cardenal Bertone recordó que la Iglesia "proclama que la vida familiar está fundada sobre el matrimonio de un hombre y una mujer, unidos por un vínculo indisoluble, libremente contraído, abierto a la vida humana en todas sus etapas, lugar de encuentro entre generaciones y de crecimiento en sabiduría humana".

"Desde su concepción, los hijos tienen el derecho de poder contar con el padre y con la madre, que los cuiden y los acompañen en su crecimiento", afirmó el purpurado, y añadió que el Estado "debe apoyar con adecuadas políticas sociales todo lo que promueve la estabilidad y la unidad del matrimonio, la dignidad y la responsabilidad de los esposos, su derecho y su tarea insustituible de educadores de los hijos".

El purpurado subrayó que "es a la familia, y más concretamente, a los padres, a quienes compete por derecho natural la primera tarea educativa, y a los que se debe respetar el derecho a elegir la educación para sus hijos acorde con sus ideas y, en especial, según sus convicciones religiosas".

"La enseñanza confesional de la religión en los centros públicos resulta acorde con el principio de laicidad, porque no supone adhesión ni, por tanto, identificación del Estado con los dogmas y la moral que integran el contenido de esta materia. Asimismo, este tipo de enseñanza no es contraria al derecho de libertad religiosa de los alumnos y de sus padres, debido a su carácter voluntario", aclaró.

Por otro lado, el cardenal Bertone resaltó la contribución del cristianismo al reconocimiento de la igualdad y dignidad de la mujer, y afirmó que "aún persiste una mentalidad que ignora la novedad del cristianismo".

catholic.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

La ausente del Siglo XXI: La Voluntad

El siglo pasado estuvo lleno de vicisitudes y guerras. La voluntad y la reflexión constituyeron columnas vertebrales en las generaciones q...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *