lunes, 6 de abril de 2009

Jóvenes españoles adelantan al Papa el ambiente de la Jornada de Madrid 2011

"Gracias Santo Padre por habernos encargado la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. Habéis pensado en nosotros y no queremos defraudaros". Estas fueron las palabras que dirigió en la mañana de este lunes el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio Maria Rouco Varela, durante la audiencia que concedió Benedicto XVI a los siete mil jóvenes españoles que vinieron a Roma para recoger la Cruz de los jóvenes.

La cruz había sido entregada el domingo por una delegación proveniente de Sydney, después de la ceremonia del Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro. El próximo Viernes Santo peregrinará por las calles de Madrid y durante estos dos años restantes para la Jornada, recorrerá diferentes ciudades españolas.

Una audiencia festiva y espiritual

Al grito de "Viva el Papa, Olé", "Viva el Papa, Benedicto," "viva el Cardenal Rouco", los jóvenes españoles se preparaban desde las 9:30 de la mañana dentro del Aula Pablo VI para la audiencia que comenzó a las 11 de la mañana.

Ondeaban las banderas de España, se escuchaban los aplausos, las consignas y las panderetas. Dentro del aula sobresalían dos abanicos gigantes que decían "España con el Papa". Algunos jóvenes aplaudían, hacían la ola y bailaban en trenecito. Un grupo más le cantaba a María de la Almudena.

"Muchos jóvenes españoles no pudieron venir a Roma. Se han quedado tristemente en casa, pero van a recibir la cruz. Más tarde, ésta va a pasar por toda España donde toda la gente aspira verla", explicó a ZENIT Santiago Diego Pérez, uno de los jóvenes españoles perteneciente a la delegación de la juventud de la arquidiócesis de Madrid.

"La cruz es un símbolo de que la Iglesia está joven. Hay gente que ya está preparándose, que tiene ilusión para que esta llama no se apague", aseguró el joven.

Para Verónica Montero, de 23 años, perteneciente al Camino Neocatecumenal, la Jornada Mundial de la Juventud es una oportunidad para mostrar una fe viva en su país: "creo que es importantísimo que la sociedad española vea esta Iglesia que es una madre, que te cuida, te acoge y te muestra a Jesús, quien está por encima de tantas ambiciones como el dinero o el ser el primero de la clase".

Por su parte, Fulgencio, un joven sacerdote, quien vino con un grupo de 70 jóvenes de la parroquia santa Teresa Benedicta de la Cruz de Madrid, aseguró a ZENIT: "Es muy hermoso ver que la cruz atraviesa todos los mares, desde Sydney hasta Madrid. Espero que Madrid 2011 anime a mucha gente: desde los gobernantes hasta los mismos miembros de la Iglesia".

Después de la alegría y el jolgorio con la que esperaban al Papa, los jóvenes escucharon atentos y reverentes la intervención del pontífice en español: "La preparación de la Jornada Mundial de la Juventud, cuyos trabajos habéis comenzado con mucha ilusión y entrega, serán recompensados con el fruto que pretenden estas Jornadas: renovar y fortalecer la experiencia del encuentro con Cristo muerto y resucitado por nosotros".

"El Papa está con nosotros, nos dijo que somos la base que tenemos que sostener la Iglesia. Nos ha llamado y hemos acudido sin miedo", afirmó el joven Juan Serrat de la parroquia San Juan de la Cruz en Madrid.

Juan, junto con un grupo reducido de jóvenes, después de la audiencia, pudo ver de cerca al Papa, darle la mano y dirigirle algunas palabras: "Ha sido muy emocionante. No sabes cómo reaccionar. Benedicto XVI es un Papa maravilloso. Me habló y me preguntó por la camiseta que tenía puesta, le dije que es la que tendremos en la Jornada Mundial de 2011".

"El Papa Benedicto XVI ama a los jóvenes. Mostraremos la cruz donde se encuentra clavada la salvación del mundo sin temor alguno", concluyó el cardenal Ruoco Varela durante la audiencia.

"Cultivad las iniciativas que permitan a los jóvenes sentirse miembros de la Iglesia, en plena comunión con sus pastores y con el Sucesor de Pedro", dijo el Papa Benedicto XVI a los jóvenes españoles.



zenit.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

La ausente del Siglo XXI: La Voluntad

El siglo pasado estuvo lleno de vicisitudes y guerras. La voluntad y la reflexión constituyeron columnas vertebrales en las generaciones q...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *