miércoles, 29 de abril de 2009

Servicio Sacerdotal Nocturno de Urgencia

En diversas diócesis de Argentina ha surgido una respuesta a una necesidad real. De modo similar a las farmacias de turno o los médicos de guardia, se ha creado el Servicio Sacerdotal Nocturno de Urgencia "San Camilo de Lelis".

Se trata de una institución de la Iglesia a nivel diocesano, en la que colaboran sacerdotes y laicos.

La iniciativa surgió a raíz de un caso de necesidad, informa a ZENIT Jorge Rubén Yagüe, secretario de prensa de este servicio.

El doctor Armando César Sánchez, de la ciudad de Córdoba, tenía a su padre enfermo y en la madrugada este se puso muy grave, por lo cual su hijo quiso que recibiera el sacramento de la Unción de los enfermos.

Comenzó a llamar por teléfono a su parroquia y recorrió conventos y parroquias pero no obtuvo respuesta. Realmente desanimado prefirió volver al lado del enfermo y en ese camino de regreso a la casa, prestó atención a los letreros luminosos: "Farmacia de turno", "Médico de guardia", "Florería de turno".

Entonces se dijo: ¿Por qué si hay policía, bomberos, médicos, veterinarios, mecánicos etc. de guardia, cómo no hay sacerdotes? ¿Cómo era posible que los cristianos en situaciones dolorosas como la que él estaba viviendo, no tuvieran una guardia a la cual recurrir sin pérdida de tiempo y conseguir un sacerdote para los sacramentos?

La idea de armar una guardia para casos de urgencia espiritual dio vueltas en su corazón. Se propuso visitar a sacerdotes y comprometió en su proyecto también a laicos amigos y lo presentó finalmente al arzobispo de Córdoba, monseñor Fermín Laffite, quien lo aprobó.

Se fundó así el Servicio Sacerdotal de Urgencia. La noche del 26 de octubre, festividad de Cristo Rey, de aquel año 1952, se puso en marcha por primera vez en Argentina una guardia con un sacerdote y dos laicos.

Este ejemplo cundió muy pronto en el país y en las distintas diócesis se crearon estos servicios según la idiosincrasia de cada lugar y siguen creciendo, llegando ya a 21 en el país.

En la ciudad de San Rafael, Mendoza, Argentina, esta actividad se cumple mediante guardias diarias, en la casa que el Servicio posee en calle San Juan 944.

En la diócesis el servicio lleva 21 años y ha efectuado 7.819 asistencias, lo cual arroja un promedio diario de 0.99 personas que han recibido la atención del sacerdote.

El Servicio Sacerdotal de Urgencia es una institución laica de la Iglesia Católica, de orden diocesano, que se ocupa de llevar auxilio espiritual a los enfermos que lo soliciten, durante la noche, en forma totalmente gratuita. Se dedica a trasladar y acompañar al sacerdote cuando lleva auxilio espiritual a los enfermos, en horarios nocturnos.

Esto conlleva una organización laica que construya, mantenga y amplíe la estructura física y espiritual necesaria para brindar la seguridad en el cumplimiento de lo que se ofrece y brinda.

Tanto sacerdotes como laicos son fundamentales para el cumplimiento de esta obra, ya que, sin los sacerdotes que administren los Sacramentos, o sin los laicos que aporten la colaboración y la organización para que el servicio pueda cumplir sus fines, éste no podría funcionar.

El 8 de abril de 1987, en Córdoba, Juan Pablo II dijo: "Sé que, como fruto de una iniciativa nacida en esta ciudad de Córdoba, se creó el primer Servicio Sacerdotal de Urgencia, a través de él cada noche sacerdotes y laicos en vigilante espera, se movilizan para atender el llamado de Cristo a través de sus enfermos. Se también que este hermoso ejemplo se ha multiplicado en diversas diócesis de la Argentina. Me da mucha alegría, y os aliento a continuar en este esfuerzo apostólico mediante el cual se hace visible la solicitud de la Iglesia, que vela día y noche por sus hijos más necesitados".

zenit.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

La ausente del Siglo XXI: La Voluntad

El siglo pasado estuvo lleno de vicisitudes y guerras. La voluntad y la reflexión constituyeron columnas vertebrales en las generaciones q...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *