miércoles, 8 de julio de 2009

¿Existen los ovnis?

La Iglesia no se ha pronunciado oficialmente sobre la existencia de extraterrestres. Ni la Biblia ni la Tradición Apostólica mencionan nada al respecto. La existencia de estos seres no cambiaría en nada la doctrina católica. La Biblia nos enseña que Dios posee supremacía y poder absoluto sobre todo lo creado. Sólo Él es Dios y ni los ángeles, ni los hombres, ni los supuestos extraterrestres son Dios.

Como criaturas, los extraterrestres serían absolutamente dependientes del único Dios y, si tuviesen inteligencia, habrían sido creados para conocerle, amarle y servirle. También estarían sumisos a Jesucristo quien es el Señor de toda la creación y a quien todo ser en el cielo y en la tierra debe adorar.

Los extraterrestres no tendrían ninguna autoridad sobre nosotros ni pueden ser nuestros salvadores. Nuestro salvador sólo puede ser Jesucristo porque nuestra caída fue causada por una ofensa contra Dios y sólo Jesucristo, por ser Dios, puede reconciliarnos con Dios.

¿La pirámides de Egipto y de América, no son obra de extraterrestres?

No es necesario apelar a seres extraterrestres para resolver los enigmas de estas obras extraordinarias. Sabemos que Dios inspira y da medios a los hombres para hacer grandes cosas que posteriormente parecen imposibles. El hombre refleja el genio de su Creador, quien otorga sus dones como y cuando quiere.

¿Serán los ángeles extraterrestres?

Podemos ser visitados por mensajeros de Dios o por demonios. Ni uno ni el otro son extraterrestres en el sentido usual de la palabra. Los ángeles NO son "extraterrestres" porque, siendo espíritus puros, no necesitan habitar en un lugar físico. Habitan en el cielo, aunque pueden hacerse presentes en cualquier lugar que Dios los envíe.

Pero, ¿no se han reportado encuentros con extraterrestres?


Sí, como se han reportado también encuentros con seres mitológicos y con sirenas. El hecho es que no se han verificado. Los encuentros reportados con extraterrestres pueden tener diversos orígenes: el sensacionalismo, la imaginación (se observa algo extraño y se concluye falsamente que es un ovni), la demencia y la mentira. Cuando el contacto con los "extraterrestres" está asociado a la práctica religiosa o a mensajes, es posible que se trate de actividad diabólica. El demonio puede engañar haciendo portentos sensibles para acreditarse poder, fomentar falsas creencias y apartarnos de Jesucristo.

¿De igual manera, no se podrían rechazar las apariciones de la Virgen?

La Iglesia está conciente del peligro de apariciones falsas. Es por eso que procede con suma cautela ante reportes de apariciones. Es cierto que muchas de ellas resultan ser falsas, pero también hay que recordar que, si bien el demonio tiene poder para engañar, mucho más poder tiene Dios para comunicar la verdad sin engaño. Dios ha prometido que el Espíritu Santo guiará siempre a la Iglesia. Las apariciones son investigadas rigurosamente por muchos años hasta que se perciben los frutos y se descartan posibilidades de engaño. Es por eso que tenemos confianza de que las apariciones aprobadas por la Iglesia son auténticas. Los reportes de visitas de extraterrestres, por el contrario, no han producido otro fruto que fantasías.

corazones.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

La ausente del Siglo XXI: La Voluntad

El siglo pasado estuvo lleno de vicisitudes y guerras. La voluntad y la reflexión constituyeron columnas vertebrales en las generaciones q...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *