viernes, 13 de noviembre de 2009

Limpia tu alma cada día

Cierto fin de semana unos amigos limpiaban cada uno su automóvil. Orgullosos de lo bien que habían quedado decidieron salir a pasear.

Sin embargo, al pasar los días uno de ellos notó que al contrario del auto de su amigo, el auto suyo poco a poco iba ensuciándose. Y que cada vez le daban menos ganas de volverlo a limpiar. Preguntó a su amigo el motivo por el cual su auto no se ensuciaba.

A lo cual su amigo respondión: "¡Oh no!, claro que se ensucia. Lo que pasa es que todos los días lo limpio".

En muchas ocasiones nos "arreglamos con Dios" y nos sentimos bien, al grado de ir a la calle y ver la vida de forma diferente. Sin embargo, al correr los días y encontrarnos con los problemas diarios y nuestros propios errores, nos vamos "ensuciando" y poco a poco nos alejamos de Dios, y nos dan pocas ganas de "limpiar" nuestra vida pues decimos "Se volverá a ensuciar".

Pero lo importante no es solamente ponernos en paz con Dios un solo día, sino cada noche, cada mañana y en todo momento. De esta forma nuestra alma estará "al día" no acumularemos penas, dolores, angustias y errores en nuestra vida.

Hoy tienes la oportunidad de limpiar tu vida delante de tu Creador, y cada noche o cuando lo necesites, debe hablar con Él y dejarlo que te limpie cada día. Pues cada mañana tiene sus propios desafíos, alegrías y dificultades.

No dejes que el polvo se acumule en tu vida… mantén limpia tu alma cada día. Y eso no significa que no se vaya a ensuciar… la diferencia está en que la limpies ¡cada día!...

Mariam de http://mariamedianera.ning.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

¿Estás ocupada?

Mientras te levantabas esta mañana, yo te observaba. Esperaba que me hablaras, aunque fuesen unas cuantas palabras, preguntando mi opinión...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *