sábado, 27 de noviembre de 2010

¿El espiritismo es una ofensa a Dios?‏

Conviene hablar frecuentemente con los espíritus buenos...

1. ¿Se puede hablar con los espíritus?. Conviene hablar frecuentemente con los espíritus buenos (las almas del purgatorio, los ángeles y santos del cielo). Para hablar con ellos basta dirigirles sin más la palabra o el pensamiento. Interesa mucho solicitar su ayuda, su consejo y rogarles que intercedan por nosotros ante Dios. En cambio, con demonios y condenados no conviene tener ningún trato.

2. ¿En las reuniones espiritistas se habla con alguien?. En muchos casos sólo se trata de imaginación humana y habilidad del promotor. En ocasiones más peligrosas pueden intervenir los demonios buscando el mal de los hombres.

3. ¿Los espíritus buenos hablan en esas reuniones?. Los ángeles y santos no se prestan a este tipo de prácticas opuestas a la fe. Son seres libres y no están obligados a hablar aunque se usen palabras o gestos extraños.

4. ¿El espiritismo es una ofensa a Dios?. El espiritismo realizado en serio es un tipo de pecado por varios motivos más o menos presentes:

* Se pretende poseer poderes sobrehumanos de dominio sobre los espíritus. Se parece al pecado orgulloso de Adán y Eva que desobedecieron a Dios porque quisieron ser "como dioses".
* Hay desconfianza en Dios y en su Providencia, deseando adivinar el futuro. Se duda de la Bondad divina.
* Se busca la protección de poderes ocultos, despreciando la ayuda divina, como si otros poderes fueran superiores a Dios o más buenos. Y nadie es más bueno que Dios.

Ignacio Juez
ideasrapidas.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

La ausente del Siglo XXI: La Voluntad

El siglo pasado estuvo lleno de vicisitudes y guerras. La voluntad y la reflexión constituyeron columnas vertebrales en las generaciones q...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *