miércoles, 24 de octubre de 2012

Estar con Jesús

Rezas para encontrar a Jesús y permanecer con Él. Has dejado de lado lo demás que podrías estar haciendo, para dedicarte a estar con Jesús.

Lo haces porque atesoras la relación de fe en la cual te encuentras con Jesús, y profundizas su amistad. Deseas encontrarlo; pero cuando recuerdas que Dios te busca más intensamente que lo que tú lo buscas a Él, es bueno también recordar que has venido a orar para encontrar a Jesús. Él tiene hambre y sed de una relación contigo, y así actúa durante tu oración. La Encarnación es semejante: Dios viene a nuestro mundo para acercarnos a Él; aún sigue buscándonos, en nuestra vida y nuestras oraciones.

Es posible que al orar yo esté deseando su Presencia; pero en una forma superficial y centrada en mi. Yo podría, por ejemplo, estar buscando a Jesús para sentirme feliz; Podría, en mis oraciones, esperar gratos consuelos de Dios, en vez de esperar al Dios del consuelo; sin darme cuenta, estaría orando en mis propios términos, en vez de los términos de Dios.

Es posible ser superficial en la oración, y declinar la invitación de Dios a llegar a lo profundo. Puedo hacer esto al mantener el control sobre la forma en que oro: hacerlo en forma rígida, deseando sentirme segura/o en todo su desarrollo, en vez de dejar que el Señor me enseñe cómo desea que yo me presente frente a Él. Puede orar dentro de mi cabeza, junto a pensamientos agradables; pero sin encontrarme con el Señor. También puedo mantenerme superficial, por temer bajar al nivel de mi corazón, donde se me invita a confiar y dejarme amar sin merecerlo, y donde puedo escuchar lo que Dios desea de mí. Incluso puedo mantenerme superficial al amarrarme a mis ansiedades, enojos y dolores. En resumen, puedo ser superficial al mantenerme enfocada/o en mí misma/o.

Espacio Sagrado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

Nació con 23 semanas, una semana antes del límite permitido para abortar, y ha salido adelante

A pesar de que los médicos les daban sólo un 1% por ciento de probabilidades de sobrevivir, milagrosamente la pequeña Tiny ha logrado sal...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *