miércoles, 11 de marzo de 2015

Un yihadista de DAESH se convierte al cristianismo



Un terrorista del autoproclamado “Estado Islámico” decidió abrazar la fe que había perseguido después de que unos monjes le salvaran la vida al ser herido en un enfrentamiento en la frontera de Siria.

Combatía con las fuerzas yihadistas contra el ejército sirio cuando le alcanzó el fuego enemigo y perdió el conocimiento. Así comienza la historia de un yihadista que, tras encontrarse a las puertas de la muerte, decidió cambiar radicalmente de vida.

Tendido en el suelo y abandonado por los miembros de DAESH que le habían dado por muerto, le encontraron los monjes del Monasterio de San Domenakan. Los hermanos, movidos por la piedad, decidieron recogerle para darle sepultura cristiana. Sin embargo, cuando se disponían a enterrarle, el hombre dio señales de vida y recuperó la consciencia ante el asombro de los presentes.

Al darse cuenta de que estaba vivo, los monjes trasladaron al yihadista a un lugar seguro para poder atenderle adecuadamente y que pudiera recuperarse de sus heridas. Cuando este hombre descubrió que estaba siendo cuidado por los que habían sido sus enemigos, le confió a uno de los monjes que sentía que su vida religiosa en el Islam hasta ese momento había sido un engaño.

Pocos días después, el que fuera un terrorista de DAESH, se convirtió al cristianismo y decidió quedarse a vivir con los monjes que le habían salvado la vida en el desierto.

El ex yihadista, cuyo nombre no ha sido publicado para proteger su vida, confesó a los monjes que él creía que si moría mártir por el Islam, se le abrirían las puertas del cielo. Sin embargo, cuando estuvo al borde de la muerte fue consciente de todo el dolor que había provocado y se presentaron ante él todos los asesinatos que había cometido, “cada cabeza que había cortado”. En ese momento supo que la vida que había llevado no le conduciría a las puertas del cielo, sino a las del infierno.

Ahora, este nuevo converso espera que su historia ayude a que otros miembros del DAESH se den cuenta de su error y del daño que están provocando y cambien de vida.

infovaticana.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

Nació con 23 semanas, una semana antes del límite permitido para abortar, y ha salido adelante

A pesar de que los médicos les daban sólo un 1% por ciento de probabilidades de sobrevivir, milagrosamente la pequeña Tiny ha logrado sal...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *