lunes, 13 de octubre de 2014

"Bon apettit hermano mío"

El Papa argentino, ofreció una silla a un guardia suizo que había estado de pie toda la noche y no conforme con ello, regresó hasta su estancia y le trajo un trozo de pan y jamón para que comiese. Este gesto vuelve a sorprender no solo al mundo cristiano.

Francisco tuvo ese gesto con un guardia encargado de su seguridad.

Recientemente cuando el Papa salía de su departamento en Santa Marta, se encontró con un Guardia Suizo fuera de su Puerta. El Papa, le pregunto qué hacia ahí, y que si había estado despierto toda la noche.

- “Si” contesto respetuosamente el guardia.

- ¿De pie? pregunto el Papa. ¿No se ha cansado?

- ” Es mi deber Su Santidad, por su seguridad”.

El Papa, lo miro amablemente, regresó a su departamento, y transcurridos algunos minutos volvió trayendo entre su manos una silla.

- Al menos siéntese y descanse – le dijo el Papa.

Muy sorprendido el guardia le respondió:

- ” Discúlpeme S.S., pero no puedo, las reglas no lo permiten”.

- ” ¿Las reglas? dijo Francisco”.

- ” Mi capitán, Su Santidad “, respondió el Guardia.

- “Bueno, pero yo soy el Papa y le pido que se siente”.

Un poco más tarde, el Papa regresó con un poco de pan y jamón, lo entregó al guardia y le dijo:


- ” Bon apettit hermano mío “

yocreo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

Nació con 23 semanas, una semana antes del límite permitido para abortar, y ha salido adelante

A pesar de que los médicos les daban sólo un 1% por ciento de probabilidades de sobrevivir, milagrosamente la pequeña Tiny ha logrado sal...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *