miércoles, 15 de octubre de 2014

El Papa Francisco beatificará a Pablo VI el próximo domingo


El Papa Francisco beatificará a Pablo VI el próximo domingo 19 de octubre en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, coincidiendo con el día en el que concluirá el Sínodo Extraordinaria de la Familia. La ceremonia de beatificación estará presidida por el Papa Francisco y está programada para las 10:30 horas y se espera que esté presente el Papa Emérito Benedicto XVI.

Pablo VI pasará a la historia por haber escrito la ‘Humanae Vitae’, encíclica sobre la defensa de la vida y la familia, y por haber llevado a término el Concilio Vaticano II iniciado en 1962 por San Juan XXIII.

El milagro atribuido a la intercesión de Pablo VI, fallecido el 6 agosto de 1978, Fiesta de la Transfiguración, fue el de la curación de un niño en el vientre de su madre.

El postulador de la causa, Padre Antonio Marrazzo, presentó como milagro atribuible a la intercesión de Pablo VI la curación de un niño aún no nacido, que tuvo lugar en los primeros años de los años 90 en California. Durante el embarazo, los médicos encontraron un grave problema en el feto y, en razón de las consecuencias cerebrales que intervienen en estos casos, se le sugirió un aborto como único remedio a la joven madre. La mujer se opuso, queriendo llevar a término el embarazo, a pesar de que se le aseguró que el hijo nacería gravemente afectado en lo físico y a nivel cerebral, y se confió a la intercesión de Pablo VI.

El niño nació sin problemas y se esperó que llegara a la adolescencia para constatar la ausencia de consecuencias y la perfecta sanación. Según declaró Marrazzo en 2012 a Radio Vaticana, este hecho se trata de “un acontecimiento realmente extraordinario y sobrenatural, que tuvo lugar por intercesión de Pablo VI”.

El 20 de diciembre de 2012, ya en vísperas de su renuncia, Benedicto XVI proclamó la “heroicidad de las virtudes” de Pablo VI. Para la beatificación se necesitaba sólo el reconocimiento de un milagro. Tras la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, otro Pontífice de las últimas décadas, el continuador del Concilio, está por asumir el honor de los altares por decisión del Papa Francisco.

larazon.es

1 comentario:

  1. Me parece fantástico que el milagro de la beatificación sea precisamente la curación de un no nacido. Todos conocemos casos similares, porque Dios cuida de sus criaturas desde el inicio de la vida, en la concepción. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Artículo de la semana:

La ausente del Siglo XXI: La Voluntad

El siglo pasado estuvo lleno de vicisitudes y guerras. La voluntad y la reflexión constituyeron columnas vertebrales en las generaciones q...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *