martes, 3 de noviembre de 2009

Dios mío, me duele

Aprendamos a compartir con Dios todos nuestros sufrimientos.

Dije: «Dios, me duele».
Y Dios dijo: «Lo sé».

Dije: «Dios, he llorado tanto».
Y Dios dijo: «Para eso es que te di lágrimas».

Dije: «Dios, estoy tan deprimido».
Y Dios dijo: «Por eso es que te di el brillo del sol».

Dije: «Dios, la vida es dura».
Y Dios dijo: «Por eso es que te di a seres queridos».

Dije: «Dios, mi ser más querido murió».
Y Dios dijo: «El mío también».

Dije: “Dios, es una pérdida tan grande”.
Y Dios dijo: “Vi al mío clavado en una cruz.”

Dije: «Dios, pero tu ser más querido vive».
Y Dios dijo: «El tuyo también».

Dije: «Dios, duele».
Y Dios dijo: «Lo sé... pero estoy contigo».

encuentra.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículo de la semana:

¿Estás ocupada?

Mientras te levantabas esta mañana, yo te observaba. Esperaba que me hablaras, aunque fuesen unas cuantas palabras, preguntando mi opinión...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *