jueves, 9 de junio de 2011

Todo está subordinado al amor

La vida sin amor, no vale nada.
La justicia sin amor, te hace duro
La inteligencia sin amor, te hace cruel
La amabilidad sin amor, te hace hipócrita
La Fe sin amor, te hace fanático.
El deber sin amor, te hace malhumorado.
La cultura sin amor, te hace distante.
El orden sin amor, te hace complicado.
La agudeza sin amor, te hace agresivo.
El honor sin amor, te hace arrogante.
El apostolado sin amor, te hace extraño.
La amistad sin amor, te hace interesado.
El poseer sin amor, te hace avaricioso.
La responsabilidad sin amor, te hace implacable.
El trabajo sin amor, te hace esclavo.
La ambición sin amor, te hace injusto.
El dolor sin amor, es fracaso.
Las lágrimas sin amor, son inútiles.
Los "ayer" sin amor, son lamentos.
Las llamadas sin amor, son impaciencias.

Javier Leoz
iglesia.org

1 comentario:

Artículo de la semana:

¿Estás ocupada?

Mientras te levantabas esta mañana, yo te observaba. Esperaba que me hablaras, aunque fuesen unas cuantas palabras, preguntando mi opinión...

Traductor

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *